Historia

MIMSA - Molinos Industriales Madereros

Nuestra empresa empieza su andadura a comienzos de los años 60, con la fabricación de harinas de madera a partir del suministro de serrín procedente de aserraderos.

Al comienzo de nuestra actividad, tanto el serrín como otros subproductos de la madera apenas tenían utilización ni valoración comercial. Es por ello, que las industrias que generaban estos materiales se desprendían de ellos vertiéndolos a los ríos, amontonándolos en zonas deshabitadas e incluso en aserraderos con cierta proximidad al mar, arrojándolos a los acantilados y prendiéndoles fuego a continuación.

Tanto es así que antes de iniciar el proceso de fabricación, nos vimos obligados a emplazar toda una red de silos metálicos de almacenamiento de serrín, montando instalaciones a lo largo de todo el Pirineo e implicando en el proyecto a las explotaciones forestales más importantes de cada zona, empezando por Cataluña para continuar con Aragón y País Vasco, finalizando esta primera fase en el Sur de Francia.

En aquel momento era la única forma de asegurarnos un suministro regular de producto, evitando de paso el daño ecológico que se estaba produciendo.
Eran otros tiempos, en los que la terminología respeto medioambiental, desarrollo sostenible y alteraciones del ecosistema eran prácticamente desconocidas, siendo mínima la reglamentación al respecto.

MIMSA
MOLINOS
INDUSTRIALES
MADEREROS

null

null

null

null

Solicita información sin compromiso